Internet cuántico, caminando hacia una red ultra rápida y segura

Internet cuántico, caminando hacia una red ultra rápida y segura

Seguro que muchas veces has escuchado el término cuántico y te han venido recuerdos de tus años en el instituto. También es posible que lo hayas relacionado con Einstein y con teorías imposibles que eres incapaz de entender. Ahora, este término vuelve a estar más de moda que nunca con los diferentes proyectos que tienen el fin de crear lo que se conoce como Internet cuántico. Os contamos todos ellos y las ventajas de una red ultra rápida y segura que revolucione el mundo.

Cuántico: 0, 1 o los dos al mismo tiempo

En estos momentos, los ordenadores actuales (incluso los más potentes) sólo pueden tratar un asunto al mismo tiempo. Esto se debe a la limitación que implican las celdas de memoria o bits. Su valor sólo puede ser 0 o 1 pero no las dos cosas al mismo tiempo. La limitación viene impuesta pues las reglas de la física “clásica”. Sin embargo, la física cuántica utilizaría los llamados bits cuánticos o qubits que pueden ser 0 y 1 al mismo tiempo o una combinación de ambos. Los investigadores afirman que esto será diferencial para el futuro de la informática.

Internet cuántico

Esto nos hace soñar con una red más rápida y mucho más segura, pero por el momento son muchos los experimentos y pocas las aplicaciones prácticas. Ya en 1980 se empezaron a desarrollar los primeros avances de la informática cuántica. La evolución ha seguido en los últimos años con varios proyectos. Todos tienen la idea de crear una Internet cuántica, pero…

Los proyectos que buscan crear Internet cuántico

En el año 2013 se conseguía el récord de detener la luz durante un minuto, algo realmente importante que facilitaría las comunicaciones seguras a través de un Internet cuántico. Este logro, de investigadores de la Universidad de Darmstadt en Alemania, demuestra que se puede retener la luz para “guardar” datos en ese haz.

En 2014, un grupo de investigadores la Universidad Tecnológica de Eindhoven, consiguieron controlar la producción de fotones similares en un corto periodo de tiempo. Para ello, crearon un dispositivo capaz de liberar fotones simétricos de luz pudiendo influir en cómo interactúa y cómo se emite. Estos investigadores fueron los primeros en lograrlo.

A principios de año, un grupo de investigadores de la Academia Austríaca de Ciencias y de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) lograron una nueva forma de enlazado cuántico de tres fotones “retorcidos”, algo vital para la criptografía cuántica que garantizará el máximo nivel de seguridad. Los fotones del experimento no tienen el límite de dos dimensiones y pueden existir en tres o más estados cuánticos al mismo tiempo.

Hace algunas semanas, también conocimos un par de estudios independientes que pueden ser importantes para el Internet cuántico. Los responsables han logrado transmitir información cuántica codificada en partículas de luz a varios kilómetros de distancia, concretamente entre Hefei en China y Calgary en Canadá.

La seguridad, la principal ventaja del Internet cuántico

Aunque siempre se piensa primero en la gran velocidad que se podrá conseguir con los avances en Internet cuántico, lo cierto es que la seguridad de la información será algo mucho más importante. Vivimos en una época de espionajes masivos, robo de credenciales a gran escala y muchos más problemas que atentan contra nuestra privacidad.

Internet cuántico

La criptografía y los cifrados buscan asegurar la integridad de la información haciendo que sólo el receptor sea capaz de decodificar el mensaje. Pese a ello, muchos de estos sistemas han ido “cayendo” con el paso del tiempo y el aumento del poder de computación de los ordenadores. El punto débil de estos sistemas es que están basados en la capacidad de los ordenadores actuales pero cada vez está más cerca su caída.

El sistema de cifrado definitivo estaría basado en las leyes de la física cuántica. Hasta ahora, dos personas podían comunicarse de forma segura con una clave, pero en las comunicaciones a distancia, alguien puede acabar robando esa clave. Por ello, se plantea la necesidad de saber a ciencia cierta si alguien está espiando la conversación. Eso es posible con la física cuántica.

El llamado teorema de no clonación garantiza que es imposible copiar el estado de un sistema cuántico sin modificarlo o alterarlo. Esto hace que un espía sea descubierto si intenta “cambiar algo”. Los fotones o partículas de luz serán básicos para este nivel de criptografía.

Algunos problemas del Internet cuántico

Aunque sobre el papel todo suena muy bonito, lo cierto es que quedan muchos problemas por resolver hasta poder tener una red cuántica. Actualmente, sólo puede usarse para conexiones directas entre dos ordenadores. Si intentamos implementarlo en una red más amplia, sería necesario el uso de routers para redirigir la señal a su destino. Esto supondría alterar el mensaje en el mundo cuántico, por lo que es imposible (actualmente) tratar un mensaje cuántico.

El Internet del futuro es cuántico y es seguro pero todavía queda mucho camino por recorrer.

Archivado en
Banda Ancha

Deja tu comentario