Las mejores alternativas para tener Internet en vacaciones

Las mejores alternativas para tener Internet en vacaciones

El verano es la época principal de vacaciones de todo el año. Pasamos el mayor número de días sin trabajar, viajando o simplemente descansando. Esto implica muchos cambios, aunque nos vamos a centrar en la necesidad de tener Internet en cualquier lugar. Pese al auge de los smartphones, es cierto que sus tarifas son insuficientes para algunas personas. Por ello, vamos a repasar cuáles son las mejores alternativas para tener Internet en vacaciones.

Llega el verano y la necesidad de tener conexión fuera de casa. Bien por haber salido de vacaciones, por permanecer más tiempo al aire libre o por habernos desplazado a la segunda residencia de verano, lo cierto es que encontrar conexión a Internet de calidad supone para algunos un quebradero de cabeza. El mercado ofrece diferentes alternativas que vamos a repasar a continuación desde Internet móvil a 4G en casa.

Las mejores alternativas de Internet Móvil

En esta sección nos vamos a centrar en las conexiones móviles que nos permiten navegar una buena cantidad de gigas desde el ordenador o la tableta como complemento a nuestra línea de móvil. Las tarifas más interesantes para dejar de lado el miedo en el cuerpo a fundir el bono de datos, son las que ofrecen más de 30 gigas. Por suerte, en el mercado tenemos varias opciones para elegir.

Internet en vacaciones

Vodafone Internet Móvil L 30GB por 45 euros es la primera opción que vamos a contemplar. En realidad, se trata de una modalidad que cuenta con 15GB de datos, pero la promoción de verano de Vodafone hace que se dupliquen los megas para los clientes que los soliciten desde el 15 de julio hasta el 31 de agosto. El beneficio se puede disfrutar hasta el 21 de septiembre. Tenemos velocidad 4G+ hasta 300 Mbps y el roaming incluido sin pagar más en Estados Unidos y la Unión Europea.

Vodafone +Línea Vacaciones Bono Mes 50GB por 20 euros es otra opción que nos ofrece la operadora británica para disfrutar de la máxima velocidad este verano. Este bono es una novedad para los clientes de Vodafone One que pueden contratarlo a cambio de 20 euros y lo puede usar durante los siguientes 30 días. Incluye un router WiFi desde 4 euros al mes para conectar varios dispositivos.

Movistar acaba de presentar su promoción de verano donde multiplica enormemente los bonos extra de datos que pueden contratar los clientes de líneas móviles Vive y Fusión. El bono de 3GB adicionales pasa a ofrecer 20GB manteniendo el precio en 20 euros. Por su parte, el bono con 5GB multiplica por 10 su capacidad hasta los 50GB a cambio de 30 euros al mes. No tienen compromiso de permanencia.

Por último, MásMóvil ofrece la posibilidad de contratar Internet en el móvil con 50GB de datos para navegar a cambio de 89,90 euros al mes. Aunque no es la opción más económica, es la única de las recopiladas que cuenta con cobertura 4G de Orange. En caso de superar los datos incluidos, pagaremos el exceso a razón de 1,5 euros por cada bloque de 100 megas.

Las mejores alternativas de 4G en casa

Otra de las modalidades que nos puede servir en esta época es la que se conoce como 4G en casa. Operadoras como Orange y Amena ofrecen un completo kit con un router WiFi y una conexión a Internet móvil que permite navegar y descargar a máxima velocidad. La propuesta de Orange cuenta con 35GB de capacidad para navegar por 34,95 euros al mes con un compromiso de permanencia de 12 meses. Se incluye un router Huawei 4G negro (B310s-22).

Internet en vacaciones

Por su parte, Amena, la segunda marca de Orange, ofrece un producto idéntico, pero en esta ocasión con 40GB al mes por 29,95 euros. No tenemos compromiso de permanencia y el router se puede comprar por 59 euros en un único pago o a cambio de 2,5 euros más al mes en cómodas cuotas. La velocidad se reduce a 128 Kbps si superamos la franquicia de datos.

¿Y las WiFi públicas?

Otra de las alternativas para este verano pasa por la utilización de las redes WiFi públicas como forma de sobrevivir a la falta de conexión a Internet. Estas pueden encontrarse en comercios, restaurantes, cafeterías, playas, parques y demás zonas de las ciudades. Pese a lo golosas que puedan parecer en un primer momento, lo cierto es que deberían ser nuestra última opción a la hora de conectarnos.

Esto es debido a los problemas de seguridad, ya que no sabemos realmente quien está detrás de estas redes o con quién podemos estar compartiendo la conexión. Si no nos queda otro remedio, optaremos por utilizar una VPN, desactivar los servicios de localización y evitar acceder a sitios con datos confidenciales o económicos como el banco.

Para el resto de opciones, os dejamos enlaces a las principales comparativas:

¿Qué conexión a Internet soléis utilizar en vacaciones?

Archivado en
Banda Ancha

Deja tu comentario